Goalplan

La home: recomendaciones de contenido y errores a evitar

La home: recomendaciones de contenido y errores a evitar

Aprende a enganchar a tu audiencia con tu home

“No hay una segunda oportunidad para una primera impresión” 

Oscar Wilde

Imagina que tienes 2 minutos, incluso tan solo 1 minuto, para presentarte ante una persona. En ese tiempo tienes que captar su atención y explicarle los puntos más importantes de tu trabajo, tu objetivo, tu negocio, tu empresa… Si tras ese pequeño espacio de tiempo consigues engancharla, ¡enhorabuena! Seguramente esa persona quiera conocer más acerca de ti y de tu trabajo y te preguntará, estará interesada y querrá saber más detalles.

Bien, pues lo mismo ocurre con la página principal o home de tu web.

Ten en cuenta que hoy en día existen multitud (millones y millones) de páginas web, empresas y negocios que ofrecen lo mismo que tú, y te aseguro que los usuarios no quieren perder su tiempo

En tan solo 10 segundos un usuario puede recorrer rápidamente, y en diagonal, la home de un sitio web y, a pesar de no haber leído gran parte del contenido, decide marcharse porque “no ha encontrado nada que le convenza”. El usuario no quiere perder su tiempo, y más a sabiendas de que tiene a su disposición un montón de webs más donde poder encontrar aquello que está buscando. 

De ahí la importancia de cuidar tu home, como si se te fuera la vida en ello.

La home es tu escaparate, tu tarjeta de visita. 

¿Sabías que la home de tu sitio web es la página más visitada y la más indexada?

Esto significa que el contenido que hay en ella te va a ayudar con la visibilidad y el posicionamiento de tu web en los resultados de búsqueda orgánicos.

La home es tu carta de presentación y lo primero que van a ver los usuarios cuando accedan a tu web. Por eso, tienes que cuidar mucho y muy bien los contenidos y la imagen de tu home, ya que será el principal nexo con los usuarios que visiten tu sitio web.

En la página principal, página de inicio o home (como la quieras llamar) transmites tu tono y personalidad, y, como ya te hemos comentado, será lo primero que perciba un usuario que aterrice en tu web, por lo que estos atributos tienen que estar muy bien definidos e identificados.  

La información que obtenga en esta página y la forma en la que lo haga determinará si el usuario quiere seguir conociéndote o no, es decir, el contenido que le ofrezcas determinará si quiere seguir navegando por tu web u optar por buscar en otra, ya que no ha encontrado lo que estaba buscando.

Por tanto, a través de la home, estás invitando al usuario a que entre en tu casa. Es la fachada, la entrada principal.

Te proponemos un juego: viendo estas dos imágenes, ¿dónde entrarías: en el restaurante de la derecha o en el de la izquierda?

¿Has escogido el de la izquierda, verdad?

El diseño y el look and feel de tu home son muy importantes, pero existen otros elementos de los que no nos debemos olvidar.

Elementos a tener en cuenta al crear una home

Antes de entrar a explicarte los elementos que debes tener muy en cuenta cuando crees tu home, vamos a comenzar por lo más importante: ¿cuál es el objetivo que va a perseguir tu página de inicio?

Como te hemos comentado en anteriores posts, todo lo que hagas debe tener un objetivo claro, sea lo que sea que estés haciendo. Si no lo tiene, estarás invirtiendo tu tiempo y tu dinero para nada.

Es importante que tengas claro cuál va a ser el objetivo que persiga tu home, ya que es lo que va a guiar la estructura y el contenido de la misma.

Recuerda: la home es el primer paso para establecer una relación de confianza con tu futuro cliente.

Tienes que tener en cuenta que tu web, tu home, no es un parque de atracciones. El usuario que te visita no viene a divertirse, sino a encontrar una solución a su problema de la forma más rápida y sencilla posible. De nuevo, el usuario no quiere perder tiempo. Viene a lo que viene.

Por tanto, tus principales objetivos serán los siguientes:

  1. Que el usuario (o futuro cliente, si sigues nuestros consejos 😉) no salga corriendo o, lo que es lo mismo, que se quede a ver más e investigar más.
  2. Que el cliente consiga lo que quiere de la forma más rápida y fácil posible.

Recuerda: menos de 10 segundos es el tiempo del que dispones para captar la atención de tu cliente potencial que acaba de aterrizar en tu home.

¿Nervioso?

¡Tranquilo! Sigue leyendo y consigue una home de 10 para que tu negocio triunfe.

Estructura + CTAS 

La mayoría de las páginas de una web poseen una estructura básica, estándar. Digamos que es como un molde sobre el cual tú puedes trabajar y hacerlo tuyo, pero siguiendo siempre unas líneas y guías para conseguir un resultado óptimo.

Para que lo entiendas mejor. Todos sabemos los ingredientes que lleva una tortilla de patatas, los básicos, y también cómo se hace. Sin embargo, hay personas que le echan cebolla, otras que le echan chorizo o sobras de verduras para hacer una tortilla aún más completa. En definitiva, siguen la receta original, con sus pasos y sus ingredientes básicos, pero la amoldan a su estilo y parecer.

Bien, lo mismo ocurre con la estructura de tu home. Esta debe:

  • Captar la atención de tu cliente potencial.
  • Hacerle entender que puedes ayudarle.
  • Generar la confianza suficiente como para que quiera seguir conociéndote.

Te explicamos ahora los ingredientes básicos que debe tener tu home:

  • La zona de primer impacto

Aquí debes mostrar tu logo y tagline, el menú principal de tu web y un gran titular con un subtítulo y un botón bien suculento.

Recuerda que el titular y el subtítulo deben resumir y mostrar lo más importante de tu web: lo que prometes, lo que vendes, lo que el usuario puede conseguir a través de tu web, etc.

  • El cuerpo

En el cuerpo te puedes explayar un poco más, pero tampoco abuses. Recuerda que el usuario no quiere perder tiempo: dáselo todo bien mascado.

Aquí debes mostrar autoridad a través de logotipos de prensa o de clientes y una prueba social.

Enlaza este apartado de autoridad con tu principal argumento de venta.

A continuación, muéstrate a ti y a tu equipo con una breve presentación en la que cuentes tu historia y el porqué decidiste crear tu negocio o web. Pero recuerda (sí, somos pesados), no te enrolles cual persiana. Al usuario le interesa tu historia, pero lo justo para convencerle de que está en el sitio indicado.

Añade ahora otro CTA, no debe discernir del primer botón que pusiste: no queremos marear al usuario. Puedes utilizar un CTA diferente, pero el enlace saliente debe ser el mismo que en el anterior botón, es decir, el objetivo debe ser el mismo.

A continuación, remata toda esta información con testimonios de clientes satisfechos para reforzar aún más la idea que quieres transmitir al usuario y cierra con una magnífica conclusión que lo deje anonadado. 

Finalmente, añade un botón final para que el usuario pueda ir donde quieres que vaya ahora que lo has convencido por completo.

  • El pie de página

Este apartado no tiene “ni chicha ni limoná”. Realmente es el pie de página que deben tener el resto de páginas de tu web: redes sociales, textos legales, direcciones, etc.

Recuerda: no marees a tu visitante. Tu página principal debe tener entre 1 y 3 objetivos y, cuantos menos enlaces, mejor.

Pónle las cosas fáciles al usuario que acceda a tu home: añade accesos a “Sobre nosotros”, “Blog” y los botones de tus redes sociales, así como un teléfono cliclable y un formulario de suscripción y/o contacto.

Diseño e imagen

El diseño e imagen de tu home no lo es todo, pero es un punto muy importante a tener en cuenta. Créenos cuando te decimos que puede marcar la diferencia entre una buena home y una home “para salir del paso”. Te explicamos.

El usuario que acceda a tu home la escaneará rápidamente según el orden de lectura y en diagonal, es decir, focalizará su mirada en los puntos más llamativos según la jerarquía visual que impongamos en esta página.

Esto se traduce en: a través del diseño y la colocación de elementos llamativos en lugares estratégicos, podemos ser capaces de guiar al usuario en su lectura para que se sienta atraído por nuestro contenido, dándole una mayor importancia a aquello que más nos interese.

El usuario, tras echar un vistazo rápido, decidirá si lo que anda buscando (sus expectativas) coinciden con el contenido que primeramente ha visualizado (contenido ubicado en los lugares estratégicos de los que te hablábamos).

Por tanto, es importante seleccionar muy bien el diseño de nuestra home, para así, en cada momento, darle al usuario lo que crees que debería saber para satisfacer su necesidad.

Pero recuerda utilizar un diseño responsive y accesible, si no ¿de qué te sirve una home bonita si no es usable?

El contenido

El contenido siempre debe ser previo al diseño. 

Sí, te acabamos de decir que el diseño es muy importante y marca la diferencia. Eso es obvio. Pero si el contenido de tu home no es de calidad ni es relevante para el usuario, da igual que tengas la home más bonita del mundo, que esta no va a conseguir enganchar al usuario ni que se quede en tu web, ni que convierta.

Para elaborar el contenido de tu home siempre tienes que tener presente a tu cliente ideal: conoce sus inquietudes, metas en la vida, personalidad, gustos, aficiones, problemas… Y muéstrale aquello que necesita.

Conecta con el usuario.

Empatiza con él a través de sus puntos de dolor. Lo que tienes que conseguir es que piense esto: “¡Ostras! ¡Esta gente me entiende! Saben cómo me siento, cuál es mi problema y, por tanto, es probable que tengan la solución perfecta para mí.

Utiliza la propuesta de valor para engatusar al usuario.

Explícale cómo puedes ayudarle (lo que vendrían a ser los puntos de placer) y por qué debe elegirte a ti y no a otro. 

Aprovecha los beneficios para reforzar esta idea y acaba de convencer al usuario para que te escoja a ti. Pero recuerda: no debes centrarte en hablar de lo bueno que es tu servicio o producto, sino en cómo le va a ayudar al usuario, en los beneficios que le va a reportar.

Recuerda: no seas egocéntrico. Piensa en quién te está leyendo y busca la manera de solucionar su problema.

En este punto es muy beneficioso apoyarse en la prueba social que refuerce tu propuesta de valor e hilo conductor del contenido. Utiliza para ello logos de clientes, testimonios, proyectos, certificaciones, premios, etc.

Por último, pero no por ello menos importante, recuerda utilizar una llamada a la acción o CTA llamativo, que enganche y refuerce todo el contenido que has ido exponiendo en tu home. Guía al usuario para que haga lo que quieres: una suscripción, aprovechar una oferta, descargar un documento, rellenar un formulario…

Comienza a enganchar a tu audiencia a través de la home

Ahora que has aprendido los puntos clave a la hora de crear tu home, estás listo para triunfar con tu negocio y conseguir clientes potenciales.

Aun así, si no tienes claro cómo arrancar o te sientes perdido, ¡no sufras! Estamos aquí para poder ayudarte.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a crear una página principal para tu sitio web que deje anonadados a los usuarios.

Si te gusta, comparte

Deja un comentario

Your email address will not be published.