Goalplan

El “Sobre mí” de tu web, o cómo hablar de ti y tu negocio sin ser un narcisista

El “Sobre mí” de tu web, o cómo hablar de ti y tu negocio sin ser un narcisista

En ocasiones, hablar de nosotros mismos y de nuestro negocio puede parecer complicado. ¿Cómo expresar en palabras (y sin parecer un narcisista empedernido) todo aquello que eres y que has construido?

No sabes por dónde empezar, qué decir, ni cómo decirlo. Te entendemos, créenos.

Tu carta de presentación

Sí, en el post anterior te dijimos que la home es tu carta de presentación y lo primero que van a ver los usuarios cuando accedan a tu web, pero ¿sabías que la página “Sobre mí” es la segunda página más visitada de tu sitio web?

Los usuarios quieren saber quién eres, qué haces, cuál es tu historia… Principalmente accederán a esta página 3 tipos de personas:

  1. Visitantes nuevos, los cuales queremos que vuelvan.
  2. Visitantes habituales que ya te conocen, pero quieren saber más sobre ti.
  3. Aquellas personas que quieren trabajar contigo y quieren conocerte mejor.

Independientemente del tipo de visitante que acceda a esta página, tienes que aprovecharla para mostrar autenticidad y definir tu imagen de marca. Debes explicarles, de una forma creativa y que enganche, cómo puedes ayudarles.

La página “Sobre mí” es clave para convencer a los visitantes y convertirlos en clientes.

Esto no va de mirarse al ombligo

Como bien te hemos anunciado, no debes llenarte de flores ni ser un narcisista empedernido. Ahora bien, ¿cómo hacerlo?

Bien, debes tener en cuenta que los visitantes que han accedido a esta página de tu web lo han hecho con el objetivo de conocerte mejor para poder confiar en ti y satisfacer una necesidad o resolver un problema. Lo último que quieren es acabar frente a un contenido que únicamente transmita “mira qué bueno soy haciendo esto” o “mira todo lo que he hecho y lo bien que lo hago”. 

Se trata de conectar con los usuarios.

Tratando de impresionar no vas a conseguir ser más cercano, sino todo lo contrario. Ser presumido no funciona porque no conecta con la gente.

Con el contenido y el lenguaje que utilices debes humanizar a la marca, mostrar quién está detrás de ella. Recuerda que los humanos conectamos con otros humanos y el simple hecho de ponerle cara a una marca, ya la hace más humana y palpable para los usuarios.

Mini consejo: Evita utilizar tecnicismos en la página “Sobre mí”, estos alejan a los clientes porque transmiten una sensación de superioridad.

“Salvo por necesidad, nadie compra un producto a una persona que le caiga mal o le genere rechazo”

Marián Rojas Estapé

El proceso de la toma de decisión

Antes de adentrarnos en la estructura que puedes seguir para crear el contenido de tu página “Sobre mí”, queremos explicarte por encima en qué consiste el Marketing de Persuasión y cómo aplicarlo en esta página para ayudarte a convertir visitantes en clientes.

Partiendo de la base que esta persuasión no consiste en perseguir ni convencer a punta de pistola, cuando hablamos de persuasión en marketing nos referimos a escuchar al cliente, saber cuáles son sus preocupaciones, necesidades, miedos, dudas… y hacerle ver que tu producto o servicio es el indicado para satisfacerlas.

Existen 6 factores universales, 6 principios de la persuasión, que guían el proceso de la toma de decisión, según el psicólogo y escritor estadounidense, Robert Cialdini. Entendiendo estos factores y aplicándolos razonadamente en tus estrategias de marketing (en este caso, el contenido y textos de tu página “Sobre mí”), puedes conseguir aumentar el poder de persuasión en tus usuarios y, por tanto, aplicar el Marketing de Persuasión.

  1. Reciprocidad → Normalmente tendemos a dar en la misma medida en que recibimos. Ejemplo: Si le haces un favor a una persona, esta tendrá predisposición para devolvértelo de alguna forma.
  2. Escasez → La sensación de escasez nos genera urgencia y la urgencia nos mueve a actuar. Ejemplo: Cuando percibimos algo como difícil de conseguir, que puede agotarse o que se termina en un plazo, nuestro deseo por adquirirlo aumenta exponencialmente.
  3. Autoridad → Si algo o alguien nos transmite autoridad, estamos más predispuestos a confiar. Ejemplo: Cuando vemos a alguien con una bata de médico o de farmacéutico, nos fiamos más de lo que dice si habla de un medicamento. 
  4. Consistencia y compromiso → Normalmente cuando tenemos una idea, tendemos a mantenerla y a demostrarla de forma consistente. Ejemplo: Si nos piden que hagamos pequeñas cosas aumentará nuestro compromiso y será más fácil que llevemos a cabo acciones mayores.
  5. Aprobación social → Somos seres sociales y necesitamos sentirnos parte del grupo. Ejemplo: Aceptamos como bueno lo que los demás dicen o hacen y tendemos a hacerlo también.
  6. Simpatía → Solemos sentir simpatía por aquellas personas con las que nos sentimos identificados y sentimos que se nos parecen. Ejemplo: Resulta mucho más fácil establecer relaciones más profundas y generar comportamientos de toma de decisiones.

Sé la oveja negra del rebaño

Aprovecha la oportunidad que te brinda esta sección de tu web para diferenciar tu marca de la competencia.

Recuerda que se trata de conectar con los usuarios y, para ello, deberás tener definidos muy bien los siguientes conceptos:

  • Quién eres como marca
  • Quién es tu cliente
  • Qué te une a él

Teniendo claros estos puntos, podrás, a través del lenguaje y los textos que utilices, conectar perfectamente con tu público, hacer que se sientan “como en casa” y conseguir que diferencien tu marca del resto de la competencia

Conecta con los usuarios a través de la emoción, sé reconocible, deja huella con tu historia, cuéntales una anécdota curiosa sobre cómo surgió la idea del logo, el nombre, el negocio… Pero recuerda siempre mantener una coherencia entre el tono que utilices y los valores, propósitos, visión y misión de tu marca o negocio. No queremos generar incongruencias.

Aprende a estructurar el contenido de tu página “Sobre mí”

Bien, una vez vistos los puntos más relevantes que tienes que tener en cuenta a la hora de crear el contenido de la página “Sobre mí” de tu web, podemos pasar a explicarte cómo puedes estructurarlo. 

Recuerda que, como siempre, es una guía que te damos para que puedas trabajar sobre ella, pero siempre puedes añadir tus modificaciones y hacerla tuya (así te puedes diferenciar ;)).

La estructura se basa en los siguientes puntos:

Tranquilo, a continuación vamos a desmenuzar cada uno de ellos para que lo entiendas mejor.

ATRAER

Comienza cautivando al usuario con un título y un subtítulo que le llame la atención.

Apoyate en tu porqué, en tu propuesta de valor y en el hilo conductor que marcó el contenido de tu home o página principal, así toda tu web tendrá una coherencia. Recuerda utilizar el mismo lenguaje que usan tus clientes.

No te martirices si ves que no te sale nada al principio, créenos que acabará saliendo. Pero no te estanques, sigue avanzando con el resto del contenido y verás que tarde o temprano te vendrán ideas para el título y subtítulo de tu página “Sobre mí”.

Te recomendamos que, sea la idea que sea, la apuntes. Aunque te suene raro al principio o parezca la típica frase de teletienda. Todas las ideas son buenas porque te van a ayudar a identificar los caminos por los que no quieres ir e irás desdibujando la dirección que quieres que tome este apartado.

CONECTAR

Somos muy pesados con esto de conectar, ¿verdad?

Pero… ¡Es que es la clave!

Puedes conectar a través del tono que utilices, el lenguaje, la forma de expresarte, el vocabulario, las imágenes, los gráficos… Pero, una marca cuando realmente conecta con el usuario es cuando este se ve reflejado en ella y siente que alguien le entiende.

Por tanto, ahora es el momento de explicar y demostrar que tu negocio es la solución perfecta al problema o necesidad que tiene. Demuéstrale que le entiendes y que está en buenas manos.

Menciona el problema que trata de solucionar o la necesidad que está deseando cubrir, y para ello emplea las palabras que él mismo utilizaría. Demuéstrale que hay luz al final del túnel y que tú eres la persona que le puede ayudar.

CONVENCER

El usuario ahora ha conectado contigo, sabe que tú puedes ser la solución a su problema, pero necesita algo más para poder confiar plenamente en ti: le tienes que convencer.

Ahora te toca hablar de ti y de tu historia:

  • ¿Cómo empezaste? ¿Cuál es tu historia y la de tu negocio?
  • ¿Por qué haces lo que haces? ¿Qué te mueve a hacer lo que haces?
  • ¿Por qué lo que haces es único? ¿Qué tienes que no tiene nadie más?
  • ¿Cuáles son tus valores? ¿Y tus objetivos?
  • ¿Por qué deberían elegirte a ti?

Aquí es donde debes ir con cuidado para no parecer un narcisista empedernido, recuerda que no se trata de mirarse al ombligo. Piensa que estás aportando información y detalles para convencer al usuario de que eres la mejor opción, no estás en un concurso para ver quién es el mejor.

“Las historias se recuerdan 22 veces más que los datos”

Y esto es algo a tener muy en cuenta.

Aprovecha este apartado para conectar y humanizar aún más la marca: explica tus inicios, aquello que hizo clic en tu cabeza para crear tu negocio, una anécdota graciosa que te ocurrió durante el proceso, añade fotografías de tu equipo o tuyas, cuenta cuáles son tus gustos, cómo es un día en la oficina… En definitiva, sé cercano y conecta con el usuario.

Explica cómo sería trabajar contigo o cómo sería comprar en tu tienda. Si ofreces servicios, puedes explicar el proceso que llevas a cabo utilizando elementos gráficos para hacer la página más amena. 

Piensa en cómo describen tus productos o servicios tus clientes y aduéñate de testimonios para reforzar esta idea. Aprovecha también para incluir proyectos o trabajos anteriores. Esto siempre aportará autoridad y experiencia.

GUIAR

“Sin botón, no hay acción”

Maider Tomasena

Ahora el usuario ya está preparado para una “primera cita” contigo. ¿Qué quieres que haga a continuación? 

Recuerda no perder nunca de vista el objetivo crucial de tu página: guía al lector añadiendo una llamada a la acción final.

Este objetivo puede ser:

  • Suscripción
  • Enviar formulario de contacto
  • Llamar por teléfono

Sea cual sea, debes guiar al usuario a que realice esa acción a través de un botón final.

Extra bonus

Vamos a compartirte una serie de errores que deberías evitar para no pifiarla cuando crees la página “Sobre mí” de tu web:

  • No usar imágenes y elementos multimedia → No cargues la página de solo texto, aprovecha el diseño para añadir elementos multimedia para hacer el contenido más llevadero.
  • Frases típicas, tópicos y lenguaje vacío → Evita utilizar los típicos tópicos “expertos en el sector”, “grandes profesionales”, “X años de experiencia”… Transmite esta información dándole una vuelta. Sé creativo.
  • Exceso de jerga y lenguaje técnico → Fuera “palabros”. Utilizando tecnicismos no conseguirás conectar nunca con el usuario.
  • Poner demasiada información y detalles que no aportan → Fuera la paja. No querrás aburrir al usuario. ¡Ve al grano!
  • No incluir llamadas a la acción → ¿De qué te sirve cuidar tanto el contenido si finalmente el usuario no va a realizar ninguna acción que te permita atraparlo y convertirlo?
  • Escribir en 3a persona del singular → Si estás hablando de ti y de tu empresa habla en primera persona.

Comienza a enganchar a tu audiencia a través de la página “Sobre mí”

Ahora que has aprendido los puntos clave a la hora de crear esta sección de tu web, estás listo para triunfar con tu negocio y conseguir clientes potenciales.

Aun así, si no tienes claro cómo arrancar o te sientes perdido, ¡no sufras! Estamos aquí para poder ayudarte.

https://www.goalplan.es/gay-dating-de-alar-del-rey/ y te ayudaremos a crear el contenido de la página “Sobre mí” para tu sitio web que deje anonadados a los usuarios.

Si te gusta, comparte

Deja un comentario

Your email address will not be published.