Goalplan

Si no estás llegando a nuevos clientes, puede ser por uno de estos motivos

Si no estás llegando a nuevos clientes, puede ser por uno de estos motivos

Si te contamos que la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo y nuestra forma de relacionarnos, no te estamos diciendo nada nuevo. Puede que incluso tú, que hasta hace poco no acababas de ver la necesidad de estar presente en internet, empieces a plantearte que puede ser buena idea explorar las posibilidades que el marketing digital puede brindar a tu negocio. 

¿Quién no lo ha hecho a estas alturas? Está claro que las reglas del juego han cambiado y las restricciones de movilidad y medidas de prevención nos han llevado a todos a dedicar más atención, energía e intención -a veces hasta presupuesto- a cómo ser visibles en internet y captar nuevos clientes a través de los canales digitales. 

Pero, aunque parece que las redes sociales son fáciles y accesibles, en Youtube puedes aprender casi de todo -¡y gratis!- y más o menos ya sabes cómo funciona esto de vender en internet, dime la verdad, ¿no se te hace un poco bola? 

Parece fácil, porque lo tienes todo al alcance de un teclado y una conexión wifi. Las posibilidades son infinitas, cada día descubres una nueva oportunidad que puede funcionar para atraer clientes y vender tus productos o servicios… pero llega un momento que tienes tantos frentes abiertos que ya no sabes qué funciona y qué no. Eso, en el mejor de los casos, porque la sensación de que no llegas a todo lo que quieres poner en marcha o la parálisis por el análisis de todo lo que crees que podría ayudar a tu negocio pueden llegar a bloquearte. Y sentir que no avanzas es muy frustrante. 

Que las herramientas digitales estén al alcance de cualquiera no significa que tengas que saber cómo utilizarlas adecuadamente si nadie te lo ha explicado. 

¿Y si estás empezando la casa por el tejado? ¿O por una ventana?

Para llegar a nuevos clientes en internet es imprescindible que seas visible, para que te puedan encontrar. Una buena estrategia de marketing digital te ayudará, llevando cada vez más visitas a tu web y dando a conocer tu producto o servicio entre tus clientes potenciales. 

Pero, como en las casas, hay una base que hay que construir para que todo lo demás pueda sostenerse y dar los resultados que buscas. 

Por eso hemos pensado que podría serte útil una lista con “los esenciales” para construir una base sólida y hacer crecer tu negocio en internet. Asegúrate de que los cumples todos y así tu negocio estará listo para que tus clientes te encuentren en internet.  

1. Necesitas una web

Puede que te estés preguntando: 

“¿En serio este es vuestro primer consejo?”

Si este paso te parece obvio, ¡enhorabuena, ya puedes pasar al siguiente punto! Aunque te aconsejamos que sigas leyendo, porque no nos vale cualquier web. Y, si eres de los que piensa que teniendo perfiles en redes sociales no hace falta tener web, ¡coge papel y boli, que te interesa tomar nota!

Estamos de acuerdo en que la web es la primera impresión que va a tener tu potencial cliente sobre tu negocio, así que, para empezar, tiene que ser una web de la que te sientas orgulloso. Pero también debes tener claro que la web no es la tarjeta de visita de tu empresa en internet, ¡sería una tarjeta de visita muy cara! 

Debes entender tu web como una herramienta que transmita la marca y su posicionamiento, refuerce tu proceso de ventas y, sobre todo, capte visitas que lleven a cabo la acción que tú tienes previsto que hagan:

-Suscribirse a tu newsletter

-Rellenar el formulario de contacto

-Llamar para pedir una cita

-Contratar un servicio

-Etc.

Para cumplir con este propósito, es fundamental que acompañes a quienes la visitan durante todo el proceso. La web no debe estar exclusivamente enfocada a vender, ya que el usuario tardará solo 5 segundos en tomar una decisión sobre lo que hace a continuación, y es poco probable que esta decisión sea comprar si es la primera vez que te visita. Por eso, son varias las funciones que debe cumplir:

-Lo primero que debe lograr es atraer a quien aterriza en ella.  ¿Consigues captar su atención cuando se pregunta “qué hay aquí para mí”?

-Atraer no es suficiente, también debes ser capaz de conectar con tus visitantes, o mejor dicho, con los deseos de quienes te visitan. ¿Tendrá claro que entiendes su problema?

-Si tu potencial cliente se siente comprendido, será más fácil que lo convenzas de que allí va a encontrar la solución perfecta para su problema. Aun así, tendrás que darle argumentos suficientes por los que te tiene que elegir a ti y no a otro. Porque “ser el mejor en lo tuyo” está muy bien, pero eso, ¿quién lo dice?

-Por último, tendrás que guiarle para que realice una acción concreta, la que tú tengas como objetivo. No esperes que en los 40 segundos que está un usuario en una web de media (según Google Analytics), tenga tiempo para investigar qué es lo que tiene que hacer para dar el siguiente paso. ¡No le hagas pensar! 

Teniendo en cuenta que, si no te conoce, un usuario necesitará visitar tu web hasta 7 veces antes de comprarte, lo mejor que puedes hacer es aprovechar esos segundos que pasa en tu página para que te deje sus datos. Así, podrás empezar a construir una relación con él sin tener que esperar a que vuelva a aterrizar en tu web. 

2. Además, tu web debe ser responsive

Una web responsive es una web que se adapta al dispositivo desde el que tu visita accede a la página. No es lo mismo ver una web desde la pantalla de un ordenador que desde un móvil y la experiencia del usuario tiene que ser igual de satisfactoria. Para eso, la información tiene que ser visible y fácilmente accesible. 

Si cuando ves tu web desde una pantalla pequeña se pierde información porque se entrecorta, tienes que ampliar para leer los textos porque son demasiado pequeños o te cuesta navegar y hacer clic en los botones, tienes un problema. Ya son mayoría los usuarios que acceden a internet desde el móvil, así estás perdiendo la oportunidad de que te conozcan y lleguen a comprarte. 

3. Tienes que estar presente en redes sociales

Si has llegado hasta aquí es porque ya no piensas aquello de 

“Eso de las redes sociales es solo una moda.”

No lo es, y además es un canal idóneo para tener visibilidad y que tus potenciales clientes te encuentren. 

Los humanos podemos disfrutar en el presente incluso imaginando lo bueno que puede ocurrir en el futuro. Y esto puede ser algo muy útil para atraer nuevos clientes.

Cuando nuestro cerebro descubre algo que le interesa, que le gusta o que le resuelve un problema, segrega dopamina y eso nos estimula a buscar aquella actividad u ocupación agradable, captando nuestra atención. Así que las redes sociales son el escenario ideal para que atraigas a nuevos clientes, que conecten contigo, para después dirigirlos a tu web, que siempre debe ser el campamento base de tu estrategia online. 

“Pero es que mis clientes no están en redes sociales.”

¿SEGURO?

Solo 13 de cada 100 personas están fuera de las redes sociales. ¿Todos son clientes tuyos?

Esto no significa que tengas que abrir un perfil en cada una de las plataformas que existen, sino que debes analizar cuáles son las más relevantes para ti y para tus clientes y las que te acercarán más a tus objetivos de negocio.

Eso sí, una vez tengas presencia en las redes sociales elegidas, recuerda que el objetivo es que te encuentren y conecten contigo. Deben sentirse atraídos por tu marca porque puedes ayudarles a solucionar un problema o satisfacer un deseo. Así que no te obsesiones con el número de seguidores o likes, porque de nada te sirve tener muchos seguidores, si después ninguno de ellos se convierte en cliente.

Por eso, tu única obsesión debe ser aportar valor con el contenido que compartas con ellos. 

4. Crea contenido de calidad

El contenido que publicas y compartes en internet, ya sea en tu web, en redes sociales o cuando envías una newsletter, más que bonito, debe ser útil. Su función debe ser siempre aportar valor a quien lo consume, ya sea una imagen, un vídeo, un texto o un audio, además de acercarte a ti al objetivo para el que lo hayas creado:  

  • Atraer más visitas
  • Crear interés por tu marca o producto
  • Conseguir autoridad en tu ámbito de trabajo
  • Ayudarte a generar leads captando el contacto de potenciales clientes
  • Facilitar la aparición de tu web en las primeras posiciones de los buscadores. 
  • Etc.
Si un texto no aporta valor, no lo compartas. Si no tiene un objetivo concreto, tampoco.

Recuerda, tu propósito es conseguir clientes. Por tanto, necesitas una estrategia de contenidos que te ayude a mantener el contacto con los clientes potenciales, informando, inspirando y entreteniendo hasta que estén listos para contratar tus servicios o comprar tu producto.

5. Aprovecha el e-mail marketing

El último elemento que te recomendamos para sentar las bases de tu negocio en internet es el e-mail marketing. 

Ya sé lo que nos vas a decir:

“¿De verdad hay alguien que lea los mails de las marcas?”

La respuesta es rotunda: SÍ. Más de la mitad de la población mundial usa el correo electrónico. 

“Ya, pero eso no significa que lean los mails que las marcas envía. Lo usan para temas personales y profesionales, seguro.”

También, pero la realidad es que el 46% de las personas prefieren recibir información y promociones de las marcas por mail, antes que a través de una publicación en redes sociales, en persona o cualquier otro medio. 

¿Por qué? Sencillamente porque cuando recibimos un e-mail tenemos el control de la situación. Podemos abrirlo o no, darnos de baja si no queremos seguir recibiéndolo, y así, se convierte en una forma poco intrusiva y eficaz de mantenerte siempre en el radar de tus clientes y suscriptores haciéndoles saber que tienes nuevo contenido para ellos. De valor. Siempre. No lo olvides.

A esto tenemos que añadirle que es la técnica de marketing más rentable. Por cada euro invertido, tiene un retorno de 40. Casi el doble que el SEO y tres veces más que los anuncios en redes sociales. 

Eso sí, tendrás que esmerarte en ofrecer contenidos útiles que te permitan construir una relación de confianza con tus suscriptores, porque a día de hoy, el 86% de los consumidores afirman que más de la mitad de los correos que reciben no lo son.  

Ahora ya conoces 5 pilares sobre los que puedes construir tu estrategia digital de forma sólida y que te ayudarán a ser visible en internet. ¿Crees que tu negocio tiene una buena base para que nuevos clientes te puedan encontrar? Si no lo tienes claro o te gustaría que analizáramos juntos tu presencia online para poner a punto tu negocio, ¡llámanos! Estaremos encantados de ayudarte.

Si te gusta, comparte

Deja un comentario

Your email address will not be published.