Goalplan

Acompaña tu estrategia en redes sociales con estas seis acciones

Acompaña tu estrategia en redes sociales con estas seis acciones

Una adecuada estrategia en redes sociales es imprescindible para dar visibilidad a nuestros proyectos y alcanzar los objetivos cualitativos y cuantitativos que hayamos establecido primero.

Todos sabemos que las redes sociales cambian a menudo porque cada cierto tiempo presentan novedades y actualizaciones. Aunque es difícil seguir el ritmo de todos los cambios que se producen, desde Goalplan recomendamos dedicar una parte de nuestro tiempo a estudiar esos cambios: las novedades podrían convertirse en una herramienta más de las estrategias en redes sociales y demostraríamos un conocimiento actualizado de cómo deberíamos utilizarlas.

En esta línea, a continuación os presentamos seis acciones clave que pueden marcar la diferencia con respecto a la competencia de nuestra marca en Internet.

1. Añade un chatbot de Messenger a tu Página de Facebook

Un chatbot es un programa informático que incorpora elementos de inteligencia artificial con el que es posible mantener una conversación. Así, los chatbots se convierten en una herramienta de marketing y atención al cliente muy importante que podemos añadir a nuestra estrategia a coste cero.

Recuerda que un chatbot, a diferencia de las aplicaciones de móvil, no necesita ser actualizado, no ocupa espacio de memoria y no es necesario descargarlo.

Una plataforma donde está demostrado que los chatbots son muy útiles es en Messenger. Pueden ser una excelente manera de mantenerse en contacto con nuestra audiencia ofreciendo una atención personalizada durante las 24 horas del día.

A largo plazo, los chatbots ayudan a nuestra marca a construir una mejor relación con nuestros clientes.

2. Agrega una imagen de portada de video a tu Página de Facebook

La foto de portada de una página de Facebook tiene más visibilidad que la foto de perfil. De hecho, es muy probable que los visitantes de tu página vean la foto de portada antes de la foto de perfil. Por lo tanto, es una gran oportunidad para generar un impacto positivo en la audiencia.

3. Usa más videos en todas las plataformas

Las personas en Internet consumen videos antes de noticias escritas. El primer canal de comunicación hoy es YouTube, que ha desbancado a medios tradicionales como la CNN estadounidense o la BBC británica. Si la gente quiere “ver” algo, irá a buscarlo a una plataforma de videos antes que a un medio tradicional.

Los videos, además, tienen más posibilidades de convertirse en virales que otros formatos por el impacto que generan en la audiencia y la facilidad en que pueden ser consumidos.

Los especialistas en marketing y gestión de contenidos en redes sociales confirman que el video seguirá creciendo en popularidad, por lo que bien merece la pena invertir tiempo y esfuerzo para incorporarlo en nuestra estrategia de marketing social.

4. Invierte en anuncios de pago

El alcance orgánico de las publicaciones en todas las plataformas está bajando. Esto se produce porque Facebook, Twitter e Instagram cambian a menudo su algoritmo, por lo que la visibilidad de nuestros mensajes desciende.

Aunque nuestra prioridad debe ser siempre compartir contenido valioso y de primera calidad con nuestra audiencia, nunca está de más realizar pequeñas inversiones en campañas publicitarias segmentadas, que pueden generar  un impacto positivo además de ayudarnos a llegar a nuestros objetivos.

5. Usa historias

Esta función empezó en Snapchat, pero después se ha extendido a Facebook e Instagram. Hoy más de 300 millones de personas usan cada mes las Stories de Instagram y Facebook sigue apostando por sus propias Stories como canal para alcanzar mayor visibilidad de forma orgánica.

Las historias son una excelente manera de llegar a nuestra audiencia en tiempo real. Gracias a su inmediatez, no es necesario curar un contenido de altísima calidad, sino que se valora más la naturalidad y la creatividad de la marca en el momento de publicar la story.

En definitiva, las stories son una ventana para que la marca comunique con su audiencia de manera informal, sin grandes pretensiones, con el objetivo puesto en ofrecer un contenido más dinámico que no tendría espacio a través del canal oficial.

Las historias, además, son el tipo de contenido más popular entre los millenials y la generación Z y tanto unos como otros lo consideran una manera de relacionarse más auténtica que los anuncios patrocinados.

6. Reutiliza tu contenido

A las marcas cada vez nos resulta menos difícil generar contenidos. Muchos de ellos, además, no pierden actualidad porque en nuestra estrategia ya habíamos pensado que tuvieran continuidad.

Si, por ejemplo, hemos creado un video en vivo sobre un tema en particular, es una buena oportunidad para subirlo a otros canales de redes sociales e incluso convertirlo en una publicación del blog.

Por otro lado, también se pueden extraer citas de los videos y convertirlos en tarjetas de citas para compartir en otras redes sociales, como por ejemplo Facebook o Twitter.

Otra posibilidad sería, por ejemplo, mezclar videos de Instragram o Snapchat Stories y publicar la colección resultante en nuestra página de Facebook o YouTube.

Las redes sociales no existen como entidades separadas independientes las unas de las otras. Forman un ecosistema interconectado. Por esta razón, necesitamos rodearnos de especialistas en marketing y redes sociales que comprendan qué mensajes podemos transmitir en cada plataforma, sus particularidades y las engloben como un todo bien engrasado y cohesionado.

Si te gusta, comparte

Deja un comentario

Your email address will not be published.